Simulación explica cómo el planeta enano Ceres impulsa una sorprendente actividad geológica — Transcontinental Times

ESTADOS UNIDOS: Un geocientífico afirma que nuestra percepción de Ceres ha sido borrosa durante mucho tiempo. En exploraciones telescópicas anteriores de la Tierra, Ceres, un planeta enano y el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, que es el área entre Júpiter y Marte salpicada de cientos de miles de asteroides, carecía de características superficiales observables.

El brumoso Ceres se hizo visible en 2015. Para los científicos, esa perspectiva fue impresionante. Una imagen más clara de la superficie, incluida su composición y arquitectura, fue proporcionada por datos y fotografías recopilados por de la NASA Misión Dawn, que mostró actividad geológica.

– Anuncio publicitario –

En observaciones anteriores, los científicos habían vislumbrado el tamaño general de Ceres. Se pensaba que estaba inactivo porque era muy pequeño. En cambio, Dawn encontró una meseta considerable en un lado de Ceres, del tamaño de un continente terrestre, que cubría una parte del planeta enano. Las rocas se agrietan a su alrededor, agrupadas en un solo lugar.

Además, había signos evidentes de que se trataba de un mundo oceánico, incluidos depósitos por todas partes en la superficie donde los minerales se habían condensado cuando el agua se evaporó.

La investigación de King sobre Ceres

– Anuncio publicitario –

King, profesor del Departamento de Geociencias que se centra principalmente en el estudio de cuerpos más grandes como los planetas, tenía curiosidad por saber cómo un cuerpo tan pequeño como Ceres podría producir el calor necesario para soportar ese nivel de actividad geológica y dar cuenta de las características de la superficie observadas por amanecer

Él y un grupo de científicos de varias universidades, el Servicio Geológico de los Estados Unidos y el Instituto de Ciencias Planetarias descubrieron mediante modelos que el interior de Ceres podría permanecer activo debido a la descomposición de los materiales radiactivos. American Geophysical Union Advances publicó recientemente los resultados de su investigación.

– Anuncio publicitario –

Los planetas comienzan calientes, como lo había demostrado consistentemente la investigación de King en planetas grandes como la Tierra, Venus y Marte. Ese calor inicial se produce por la colisión de las piezas que forman un planeta. Ceres, por otro lado, nunca fue lo suficientemente grande como para convertirse en un planeta y producir calor de la misma manera, según King.

Estudió el interior de Ceres usando teorías y técnicas computacionales aplicadas previamente a planetas más grandes. King buscó evidencia que pudiera respaldar sus modelos en los datos devueltos por la misión Dawn. Su objetivo era comprender cómo podría generar suficiente calor para impulsar la actividad geológica.

Ceres comenzó frío y se calentó debido a la desintegración de elementos radiactivos como el uranio y el torio, que fue suficiente para impulsar su actividad, hasta que el interior se volvió inestable, según el modelo del interior del planeta enano del equipo.

Según el modelo, King vería que un área del interior de repente comenzaría a calentarse y se movería hacia arriba mientras que la otra área se movería hacia abajo.

Algunas de las características de la superficie que se habían formado en Ceres, como lo reveló la misión Dawn, pueden haberse formado como resultado de la inestabilidad. Las fracturas se concentraron alrededor de la enorme meseta, que se había formado en un solo lado de Ceres y no en el otro. King reconoció que había habido inestabilidad y que había dejado una influencia notable debido a la concentración de rasgos en un hemisferio.

King explicó que se descubrió que el modelo podría usarse para demostrar que donde un hemisferio tenía una inestabilidad que se elevaba, daría como resultado una extensión en la superficie y sería compatible con estos patrones de fracturas.

Según la hipótesis del equipo, Ceres vuelve a tener su patrón único de frío, calor y frío, desviándose del patrón convencional de un planeta, que es caliente primero y frío segundo. Según lo que hemos demostrado en este trabajo, el calentamiento radiogénico por sí solo es suficiente para producir una geología intrigante, según King.

Compara las lunas de Urano con Ceres, que según un estudio reciente encargado por la NASA y la Fundación Nacional de Ciencias debería recibir una alta prioridad para una expedición robótica importante. También está ansioso por explorar sus interiores después de que el modelo reciba algunos ajustes más.

Algunas de estas lunas son aproximadamente del tamaño de Ceres, según King. La mediana edad del modelo, en su opinión, sería increíblemente emocionante.

Así que lee: La NASA planea una nueva y audaz estrategia para encontrar vida en exoplanetas

  • russell chattaraj

    Graduado en ingeniería mecánica, escribe sobre ciencia, tecnología y deportes, enseña física y matemáticas, también jugó cricket profesionalmente y apasionado por el culturismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.