Ene. El panel 6, la justicia discute sobre las transcripciones antes del juicio de Proud Boys

Marcador de posición mientras se cargan las acciones del artículo

Las tensiones están aumentando entre el Departamento de Justicia y el panel de la Cámara que investiga el caso del 1 de enero. La insurrección del 6 de enero de 2021, con los fiscales quejándose de su falta de acceso a las transcripciones de las entrevistas del comité, puede poner en peligro el juicio de septiembre de cinco presuntos extremistas acusados ​​de conspiración sediciosa.

En una carta al comité el miércoles, los jefes de las divisiones criminales y de seguridad nacional del Departamento de Justicia y el fiscal federal de Washington escribieron que no otorgar al departamento acceso a las transcripciones complica la “capacidad de investigar y enjuiciar a quienes participaron en conductas delictivas. ”

La carta es la salva más fuerte hasta ahora en los meses de ida y vuelta entre el comité y el departamento, cuyas investigaciones paralelas generalmente han tratado de mantenerse alejadas unas de otras, pero ahora parecen estar en curso de colisión.

Sobre el papel, las dos investigaciones de alto perfil tienen objetivos separados y distintos. Los fiscales han acusado a más de 820 personas de delitos derivados del ataque y están investigando casos penales contra cientos de personas más. Mientras tanto, los legisladores están investigando públicamente el alcance y la naturaleza del ataque, incluidos las acciones del presidente Donald Trump y otros funcionarios públicos, y puede hacer recomendaciones de políticas basadas en sus hallazgos.

El comité ha realizado tres audiencias televisadas a nivel nacional hasta el momento, con varias más programadas.

Conclusiones clave de la audiencia del jueves de la Cámara de Representantes el 1 de enero. 6 comités

Si bien los miembros del comité legislativo han hecho de Trump su foco central, los fiscales federales y el fiscal general Merrick Garland se han negado a decir si la investigación criminal podría apuntar al expresidente por sus acciones antes del 1 de enero. 6, comprometiéndose únicamente a seguir la evidencia a donde sea que conduzca.

El presidente del comité, Rep. Bennie G. Thompson (D-Miss.), dijo después de la audiencia del jueves que los legisladores del panel “no van a detener lo que estamos haciendo para compartir la información que hemos obtenido hasta ahora con el Departamento de Justicia. Tenemos que hacer nuestro trabajo”.

“Eventualmente cooperaremos con ellos”, agregó.

Las frustraciones entre el comité y los fiscales federales han ido en aumento durante meses, aparentemente con poca comunicación o discusión entre ellos.

En ocasiones, los miembros del comité han cuestionado públicamente si el Departamento de Justicia está siendo lo suficientemente agresivo en la búsqueda de casos penales contra figuras políticas de alto perfil. Algunos legisladores también han dejado en claro que creen que Trump y otros infringieron la ley en sus esfuerzos por anular los resultados de las elecciones de 2020. El Departamento de Justicia, a su vez, desde abril ha buscado transcripciones de más de 1000 entrevistas de comité para determinar si hay evidencia relevante para los casos que ya han acusado o podrían acusar en el futuro.

Cómo se sienten los estadounidenses acerca de Jan. 6 audiencias hasta ahora

Dos personas familiarizadas con las discusiones del comité dijeron que los miembros estaban frustrados y se quejaron en privado del Departamento de Justicia, y agregaron que muchos involucrados en la investigación del comité creen que Garland está procediendo con demasiada cautela y lentitud.

El principal republicano en el panel, Rep. Liz Cheney (Wyoming) ha instado al comité a hablar públicamente sobre la conducta de Trump en términos criminales, pero ha enfrentado cierto rechazo interno, según estas personas, que hablaron bajo condición de anonimato para describir discusiones internas.

Randall Eliason, exfiscal federal, dijo que estaba sorprendido de que el comité no haya enviado las transcripciones al Departamento de Justicia, porque la información probablemente permanecería privada incluso si se compartiera con los fiscales.

“No puedo pensar en ninguna buena excusa desde la perspectiva del comité. … Uno pensaría que el comité querría ser lo más cooperativo posible”, dijo Eliason, ahora profesor en la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington. Los fiscales también podrían forzar la mano del comité al emitir una citación del gran jurado, dijo. “Estoy seguro de que preferirían proceder de manera cooperativa, pero si llega el momento, [the Justice Department] puede obtener esas transcripciones.

La complicada relación de los legisladores con el Departamento de Justicia también ha expuesto una fisura dentro del comité. A principios de esta semana, Thompson dijo que el panel no debería tratar de hacer referencias criminales al departamento, lo que provocó un rápido desacuerdo de los miembros que dijeron que era prematuro tomar esa decisión o sugirieron que el comité tendría la obligación de informar cualquier delito potencial. Thompson retiró el comentario, y algunos en el comité continúan presionando para que se haga una remisión, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Una remisión no conllevaría un mandato legal para que el Departamento de Justicia investigue o procese a nadie, pero podría aumentar la presión pública sobre Garland para que persiga a Trump y a quienes están en su órbita de manera más agresiva y pública.

El comité se centra en Ginni Thomas después de que salen a la luz los correos electrónicos con Eastman

Las críticas de los fiscales al comité se produjeron durante los preparativos para un juicio previsto en septiembre contra cinco líderes del grupo extremista Proud Boys. acusado de conspiración sediciosa y acusado de ayudar a lanzar el ataque al Capitolio. La carta del Departamento de Justicia se incluyó en los documentos judiciales como parte de un aviso del fiscal al juez de que están de acuerdo con la solicitud de algunos acusados ​​de retrasar su juicio debido a la falta de acceso a las transcripciones del comité.

Los abogados de algunos de los acusados ​​dicen que deben tener acceso a las pruebas del comité para garantizar un juicio justo. Señalaron que millones de estadounidenses, incluidos posibles jurados de DC, vieron y escucharon la audiencia del comité en la que se mencionó repetidamente a un acusado, Joseph Biggs, y se mostró a otro en video.

“Las palabras, los fragmentos de sonido y las imágenes del 9 de junio influirán en algunos miembros del jurado que residen aquí en el Distrito de Columbia”, escribió el abogado de Biggs, John Hull, en un expediente judicial.

El juez federal de distrito, Timothy J. Kelly, fijó una audiencia sobre el tema para el miércoles después de que un abogado del coacusado Ethan Nordean objetó la demora del juicio. Kelly le dio hasta el lunes al exlíder de Proud Boys Henry “Enrique” Tarrio y a otro acusado para decir si también se oponían a la solicitud de Biggs y otro acusado, Dominic Pezzola, de reprogramar el juicio para diciembre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.