Elecciones primarias: actualizaciones en vivo sobre carreras clave

Por su propia admisión, Adam Hollier no es el tipo de persona con la que quieres tomar una cerveza.

“Te acuerdas cuando George W. Bush se postulaba y decían: ‘¿Es el tipo de persona con la que quieres tomar una cerveza?’”, me dijo, a modo de explicación de su personalidad. “Nadie quiere tomar una cerveza conmigo”.

¿Por qué no?, pregunté.

“No soy divertido”, dijo. “Soy el amigo al que llamas para mover un sofá pesado. Soy el amigo al que llamas cuando estás atrapado al costado del camino. ¿Derecha? Como, soy el amigo al que llamas cuando necesitas un conductor designado”.

Lo repitió de nuevo, por si no lo entendí la primera vez: “No soy divertido”.

Hollier, de 36 años, candidato demócrata a un escaño en la Cámara de Representantes en el 13º Distrito Congresional de Michigan, recientemente rediseñado, que incluye a Detroit y Hamtramck, es un torbellino de movimiento perpetuo. Capitán y paracaidista en las Reservas del Ejército, corrió en la pista y jugó como profundo en la Universidad de Cornell a pesar de medir solo 5 pies y 9 pulgadas. Después de una beca con AmeriCorps, obtuvo un título de posgrado en planificación urbana de la Universidad de Michigan.

El hermano de Hollier, que es 11 años mayor, mide 6 pies 5 pulgadas. Su hermana mayor es una investigadora federal del Servicio Postal de EE. UU. que fue a la Universidad de Michigan con una beca de baloncesto y waterpolo.

“Crecí en un hogar de talento. Y realmente no tengo mucho de eso”, dijo Hollier con modestia modesta. “Mi hermana pequeña es una música y cantante increíble y, ya sabes, ha hecho todas esas cosas. Apenas puedo aplaudir al ritmo”.

Hollier se postula —cuando hablé con él, literalmente lo hacía para dejar a sus hijas en la guardería— para reemplazar a la representante Brenda Lawrence, una congresista de cuatro mandatos que anunció su retiro a principios de este año.

Su distrito, antes de que una comisión no partidista reasignara los límites que se consideraban injustamente inclinados hacia los republicanos, era uno de los más manipulados del país, una franja de tierra parecida a una salamandra que serpenteaba desde Pontiac en el noroeste a través del norte de Detroit hasta el exclusivo suburbio de Grosse Pointe en Lake St. Clair, luego hacia el sur río abajo hacia River Rouge y Dearborn.

Desafiando las probabilidades, Hollier ha acumulado respaldo tras respaldo haciendo lo que siempre ha hecho: superar a todos los demás.

Al principio, Lawrence respaldó a Portia Roberson, abogada y líder sin fines de lucro de Detroit, pero no ha logrado ganar terreno. En marzo, el Comité Legado para el Liderazgo Unificado, una coalición local de líderes negros dirigida por Warren Evans, el ejecutivo del condado de Wayne, respaldó a Hollier en su lugar.

A finales de junio, lo mismo hizo Mike Duggan, el alcalde de la ciudad. La Senadora Estatal Mallory McMorrow, otra madre y nueva celebridad política, lo respaldó en mayo. Un video que anuncia su respaldo muestra a Hollier con un chaleco de neón y empujando una carriola doble para correr.

El principal oponente de Hollier en las primarias demócratas, Shri Thanedar, es un legislador estatal autofinanciado que anteriormente se postuló para gobernador en 2018 y ocupó el tercer lugar en las primarias del partido detrás de Gretchen Whitmer y Abdul El-Sayed. Su autobiografía, “La maleta azul: tragedia y triunfo en la vida de un inmigrante”, escrito originalmente en marathi, cuenta la historia de su ascenso desde sus orígenes de clase baja en la India hasta su éxito como empresario en los Estados Unidos.

Thanedar, un rico ex ingeniero, ahora es dueño de Avomeen Analytical Services, un laboratorio de pruebas químicas en Ann Arbor. Ha gastado al menos $8 millones de su propio dinero en la carrera hasta el momento, según los informes financieros de la campaña.

Los grupos proisraelíes, preocupados por su posición en el conflicto israelí-palestino, han respaldado a Hollier, al igual que los grupos de veteranos y dos súper PAC respaldados por donantes de criptomonedas. El gasto externo ha permitido a Hollier compensar el gasto en publicidad televisiva de Thanedar, que eclipsa el suyo propio.

El hijo de un bombero que no pudo ser bombero

Hollier, hijo de una trabajadora social y un bombero, recuerda que su padre lo sentó cuando tenía 8 años y le dijo que nunca debía seguir sus pasos.

Cuando se le preguntó por qué, su padre respondió: “No tienes ese poco de miedo saludable que te lleva a casa por la noche”.

El comentario sorprendió al joven Hollier, quien todavía considera a su padre, quien dirigía el equipo de respuesta a materiales peligrosos del Departamento de Bomberos de Detroit y se retiró como capitán después de servir en la fuerza durante casi 30 años, su propio superhéroe personal.

“Y esa es una experiencia extraña”, dijo Hollier. “Porque, ya sabes, en el Día de la Carrera, nada supera al bombero, excepto al astronauta. El papá de cada niño es su héroe, pero mi papá lo es, ya sabes, objetivamente” — objetivamentedijo de nuevo, enfatizando la palabra – “en ese espacio”.

Cuando tenía 10 años, en 1995, persuadió a su padre para que lo llevara a la Marcha del Millón de Hombres en Washington, una reunión en el National Mall que tenía como objetivo resaltar los desafíos de crecer Negro y hombre en Estados Unidos. Fueron a la cima del Monumento a Washington, donde el joven Adam insistió en tomar una fotografía para tener una idea más precisa del tamaño de la multitud.

Sus padres no eran políticos “en absoluto”, dijo. Señala que cuando Martin Luther King Jr. visitó Detroit justo antes de su famoso discurso “Tengo un sueño”, su padre fue a un juego de béisbol.

Años más tarde, Hollier admitió tímidamente que se rebeló contra su padre al convertirse en bombero voluntario en la universidad.

Crédito…Emily Elconin para The New York Times

Interés temprano en la política

Hollier fue en gran medida un animal político desde una edad temprana, reconoció.

“Sé que está de moda que la gente diga que nunca pensó que se postularía para un cargo, pero siempre supe que lo era, ¿verdad?”. él dijo. “Como, siempre estuve involucrado en la cosa”.

Ese mismo día en Washington, por ejemplo, conoció a Dennis Archer, el alcalde de Detroit en ese momento, quien le dijo que algún día debería “pensar en hacer lo que hago”, una experiencia embriagadora para un niño de 10 años. Tomó el consejo al pie de la letra y ganó su primera carrera para presidente del consejo estudiantil en la escuela secundaria.

El primer trabajo oficial de Hollier en política fue en 2004, como ayudante de Buzz Thomas, un senador estatal ahora retirado al que considera su mentor político. Hollier perdió una carrera por la Casa del Estado en 2014 ante la entonces titular, Rose Mary Robinson. En 2018, fue elegido para el Senado estatal, donde trabajó en una revisión de seguros de automóviles y en la eliminación de tuberías de plomo.

Pero el logro del que está más orgulloso, dijo, es luchar para salvar puestos de trabajo en su distrito después de que General Motors cerrara una planta en Hamtramck justo después de asumir el cargo. Presa del pánico, llamó a Archer, quien le dio una lista de 10 cosas para hacer de inmediato.

Uno de los elementos principales de la lista de Archer era localizar al exsenador Carl Levin, un antiguo amigo de los sindicatos que se había jubilado recientemente y al que nunca había conocido.

No acepte que GM cierre la planta, le dijo Levin cuando hablaron.

“No van a producir los vehículos que producen allí en este momento”, recordó Hollier que dijo Levin. “Pero estás luchando por la siguiente línea de productos”.

Hollier tomó en serio ese consejo y trabajó con una coalición de otros para guiar a GM hacia una solución diferente. El sitio ahora se conoce como fábrica cerola primera planta de la compañía dedicada íntegramente a vehículos eléctricos.

Motivaciones e hitos

Si Hollier pierde, es probable que Michigan no tenga miembros negros en el Congreso por primera vez en siete décadas.

Cuando le pregunto qué significa eso para él, salta a un apasionado discurso sobre lo importante que es para los afroamericanos, y para los jóvenes negros en particular, tener modelos a seguir positivos. Es una que sospecho que ha estado dando alguna versión durante toda su vida en la política.

Al crecer en el norte de Detroit, Hollier a menudo se encontraba con su propio representante, John Conyers, el miembro afroamericano del Congreso con más años de servicio. Conyers, quien murió en 2019 a los 90 añosera conocido por recorrer cada rincón y grieta de su distrito.

Pero cuando Hollier llamó a su primera puerta la primera vez que se postuló para el cargo, la mujer que le abrió le preguntó: “¿Me vas a decepcionar como a Kwame?”. — una referencia a Kwame Kilpatrick, el exalcalde caído en desgracia de Detroit.

Esa experiencia lo tranquilizó acerca de postularse para un cargo como hombre negro en Detroit, una ciudad altamente segregada donde los hombres negros tienen una probabilidad desproporcionada de terminar sin trabajo o en prisión. Pero también lo motivó a probar que la mujer estaba equivocada.

En su cumpleaños número 25, Hollier recordó haber ido a comprar algo de comida a una tienda cerca de la casa de sus padres. Informado sobre el hito, el hombre detrás del mostrador respondió: “Felicitaciones. No todos lo logran”.

A solo un día de las primarias, Hollier pasó 760 horas pidiendo donaciones por teléfono, recaudando más de $1 millón. Su campaña dice que ha hecho 300.000 llamadas telefónicas y ha tocado 40.000 puertas, el doble, me dice con orgullo, de lo que pudo hacer la representante Rashida Tlaib en el distrito de al lado.

Pero cuando le pregunté si estaría en paz si perdía, confesó: “Esa es una pregunta difícil”.

Hizo una pausa por un momento y luego dijo: “Siento firmemente que he hecho todo lo que podría haber hecho”.

que leer

  • Los pasos en falso de los republicanos, los candidatos débiles y los problemas de recaudación de fondos están brindando a los demócratas oportunidades inesperadas en las carreras para gobernador de este año. Jonathan Martín escribe.

  • Sheera Frenkel informa sobre un nuevo movimiento potencialmente desestabilizador: padres que se unieron a la causa contra las vacunas y las mascarillas durante la pandemia, reduciendo sus creencias políticas a una obsesión resuelta sobre esos temas.

  • Madison Underwood, una mujer de 22 años de Tennessee, estaba encantada de saber que estaba embarazada. Pero cuando un defecto raro en el feto en desarrollo amenazó su vida, se vio envuelta en el caos posterior a Roe. Neelam Bohra tiene la historia.

—Blake

¿Hay algo que creas que nos estamos perdiendo? ¿Algo que quieras ver más? Nos encantaría saber de usted. Envíanos un email a onpolitics@nytimes.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published.